El edificio más importante del complejo es Dukhang, el salón de actos. La característica principal de la sala es la estatua dorada de Buda de 18 pies de altura sentada en posición de loto. Es tan grande que la parte superior de la estatua se extiende hasta el piso superior. También hay una thangka, una pintura de estilo budista tibetano, de Palden Lhamo, deidad patrona del monasterio. Fue donado por el quinto Dalai Lama. Toda la sala está decorada con exquisitos tallados, murales y pinturas en el estilo arquitectónico tradicional del budismo.