El monasterio tiene tres pisos, con un gran salón de actos, un centro de estudios budistas y una escuela. El monasterio tiene su propia imprenta, donde se usan bloques de madera y papel local para imprimir textos budistas. Hay una gran biblioteca con manuscritos antiguos, así como textos escritos a mano e impresos. Las cabañas residenciales (shas) de los monjes fueron construidas para albergar a 700 monjes y lamas, que actualmente albergan alrededor de 450. Todos los pasillos son de colores brillantes y bellamente decorados.